Si alguna vez te encuentras transitando en tu vehículo y notas que el motor está perdiendo fuerza o potencia, tienes que mantenerte atento porque esto puede significar un problema. Para comprender la falla, primero debemos de entender cual es el proceso que hace funcionar al motor. Para que el propulsor funcione de la manera correcta, es necesario tener una mezcla de aire y combustible dentro de las cámaras de combustión, para que después de un proceso químico y la chispa de una bujía, se cree una explosión de gas la cuál mueve el pistón.

Después de tener esta información podemos imaginarnos que la falta de oxígeno o combustible dentro de la cámara de combustión puede ser el causante de la pérdida de fuerza de tu motor. A continuación, explicaremos a detalle cada escenario.

  • Inyectores de combustible sucios. Todo el aire que se encuentra en el motor, tuvo que haber pasado por un filtro el cual evita la entrada de impurezas. Cuando este filtro se encuentra saturado, le es imposible hacer llegar la cantidad de aire necesaria para el proceso de combustión. La solución para este escenario sería cambiar el filtro de aire.
  • Filtros de gasolina. Si dichos filtros se encuentran obstruidos gracias a impurezas, es probable que el combustible nunca llegue al motor y esto causará que se pierda fuerza. La solución para este problema seria cambiar los filtros de gasolina.
  • Uso y paso del tiempo.
  • Defecto de fábrica.

Si últimamente has notado que tu motor ha perdido fuerzas, te recomendamos acudir a cualquiera de nuestros centros de servicio para que tu vehículo sea revisado por un experto.

Cotiza aquí

Te aseguramos que tu vehículo se encuentra en las mejores manos, escribenos y con gusto aclararemos todas las dudas:

Dejanos un mensaje aquí

Nos ubicamos en Nuevo León (Monterrey, Guadalupe, San Nicolas, Apodaca, Escobedo y San Pedro) y en Saltillo Coahuila. Puedes consultar todos los Centros de Servicio aquí.