No muchas personas saben que existen los neumáticos tubulares (sin cámara) y neumáticos no tubulares (con cámara). A continuación, se presentarán más características junto con las diferencias entre ambos neumáticos:

Neumático sin cámara

Este tipo de llanta es el más usado y común en el mercado.

Son de construcción radial y contiene un sellante que reemplaza la cámara, no requiere de otro elemento para ser ensamblado en el rin, haciendo que la estructura sea más simple y flexible permitiendo que sea liviano y más eficiente en el consumo del combustible. Es una llanta de fácil ensamblaje, necesita menos mantenimiento y posee mayor durabilidad.

Este tipo de neumático, en caso de una pinchadura, reduce la salida violenta del aire haciendo que la pérdida de aire en el neumático sea mínima o en algunos casos nula. Está manufacturado de un material sellante que es lo que ayuda a la reducción de pérdida de aire en caso de cualquier pinchadura.

Neumático con cámara

Son de construcción convencional, está compuesto por las siguientes partes: Neumático, protector, aro, aro lateral y seguro. Es una llanta más pesada que la anterior y con una construcción más rígida lo que puede causar mayor desequilibrio y aumento en el combustible.

En cuanto a la seguridad, el armado y desarmado de esta llanta presenta mayores riesgos, y dado que, el mismo neumático genera mucho calor, el aumento de la temperatura puede aumentar el desgaste de la banda de rodamiento.

 

Solicita informes ó realiza un pedido de cotización

Nuestro departamento te brindará atención personalizada acorde a tus necesidades.